Follow by Email

miércoles, 18 de enero de 2012

ONU pide poner fin a la discriminación de los autistas

El Secretario General de la ONU advirtió que el número de niños y adultos con autismo sigue en aumento en todos los países y en todos los grupos raciales, étnicos y sociales.
En un mensaje por el Día Mundial de Concienciación sobre ese trastorno, Ban Ki-moon dijo que pese a que cada vez se le presta mayor atención en el mundo de las ciencias, la medicina y la asistencia, la opinión pública no es muy consciente de la enfermedad.

“Algunas personas que lo padecen sufren una discriminación, abuso y aislamiento terrible. No debemos tolerar esas violaciones de sus derechos humanos”, dijo.

El autismo es una alteración permanente del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de edad y se deriva de un trastorno neurológico que afecta al funcionamiento del cerebro.

Se caracteriza por deficiencias en la interacción social, problemas en la comunicación, y patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidas y repetitivas

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para poner de relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que sufren este trastorno.

domingo, 15 de enero de 2012

Autismo: Ignorancia, discriminación y rechazo


Os copio la experiencia de CARMEN NOLASCO DE BÁEZ que nos cuenta el caso de su hijo con autismo.
Recibí a mi hijo como una bendición de Dios. Nunca vi su autismo como un problema, que no lo hacía ni más ni menos que cualquier niño de su edad. Siempre lo percibí igual que los demás, aunque con las particularidades propias de su condición especial.
Era lo que pensaba.
Sin embargo cuando tuve que buscarle un nuevo colegio  por haber llegado al límite en el maternal al que asiste, enfrenté la cruda realidad de que no era como pensaba. Desde la óptica del personal que debía evaluarlo para ser admitido en otro colegio, a mi hijo lo veían como si fuera un discapacitado que debía ser marginado del sistema educativo.
Esa apreciación superficial y nada profesional se aparta de la verdad porque mi hijo es un niño feliz, inteligente, alegre y tranquilo.  Esa no es únicamente mi parecer como madre sino la de los profesionales que le orientan y de los amigos y familiares que le rodean.
Todos los días salía a gestionar su admisión en los colegios y  convertí en una rutina  hacer dos citas a la semana para su evaluación.  Pero desde el momento en que declaraba su condición me decían que lo evaluarían aunque  no tenían el personal capacitado para trabajar con el niño.
Otros colegios decían haber comprobado en la evaluación que tiene capacidad de conocer los números, los colores, las partes del cuerpo, las figuras geométricas y los animales, con una comprensión por encima de sus cinco años de edad y de su nivel de escolaridad, con un comportamiento correcto, aunque a veces con la timidez de entrar a un curso con niños que nunca había visto.  Al final me decían que por su retraimiento no completaron la  evaluación aunque todas sus respuestas fueron acertadas y su conducta intachable.
Al llegar a algunos colegios la persona encargada de darme  información  era todo amabilidad, me entregaban folletos, ficha de inscripción y un sinnúmero de papeles y de formularios que debía llenar; pero cuando le informaba su  condición especial me los quitaban de la mano y me decían: Bueno, hay que hablar con la psicóloga, quien informará al comité de admisiones o al dueño del colegio, quien tendrá la palabra final.
En algunos colegios me pidieron estudios médicos especiales del cerebro, del oído y de la vista.  Yo pensaba que quizás no entendían que sólo quería inscribir a mi hijo en el colegio y no repetir consultas de facultativos que ya se habían realizado.
La insensatez llegaba tan lejos que en menos de media hora de entrevista con el niño  hasta me daban consejos de lo que era mejor para mi hijo,  sugiriendo que se beneficiaría de otro tipo educación  para poder insertarse a la sociedad. Me he preguntado cuál educación, si la que él necesita se la estaban negando.
En el presente los países más avanzados promueven que los niños con autismo se incorporen a escuelas regulares, lo que beneficia tanto a ellos como a sus compañeritos de clase que aumentan su autoestima al desarrollar respeto y comprensión hacia los  niños con necesidades especiales.
Era muy doloroso despertar a mi hijo en la mañana y que me preguntara: ¿Mami, a dónde vamos hoy?
No cabe duda que todavía en nuestro país se debe trabajar mucho para que nuestros hijos no continúen atrasados por la ignorancia de quienes están llamados a evaluarlos.  He llegado a la conclusión de que son los evaluadores de algunos colegios quienes deben ser evaluados y de que el sistema educativo debe ser revisado para que el autismo no se convierta en una condición donde únicamente las personas influyentes o de muy altos recursos económicos tengan la posibilidad de que sus hijos sean admitidos en los centros educativos.
Debemos luchar porque nuestros hijos no sean discriminados y rechazados sólo por estar afectados por el autismo y porque la sociedad no los excluya, olvidando que son niños al igual que otros con derechos humanos, constitucionales y civiles, entre los que se encuentra la educación.
Este vía crucis que he recorrido en cuaresma me ha dejado con una sensación de burla, humillación y de miedo al ver tanta ignorancia e insensibilidad en algunos colegios prestos a cobrar altos honorarios por evaluaciones aún cuando sus dueños saben de antemano que no aceptarían niños con limitaciones. 
Voy a seguir luchando para que mi hijo tenga la oportunidad de una educación como cualquier niño “normal”, con la esperanza de que en nuestro país se llegue a admitir que el autismo no es una enfermedad sino una capacidad y forma de ser diferente que merece respeto.
Gracias a Dios que al final he visto la luz en un hermoso colegio en el que se le está dispensando una acogida humana, inteligente y académicamente seria.

jueves, 12 de enero de 2012

Enlace web Confederación Autismo de España

A continuación os copio el enlace de la página web de Austismo en España, para que puedan hecharles un vistazo, sobre la labor que desempeñan.

http://www.autismo.org.es


Video explicativo muy bueno sobre el autismo

Distintos tipos de autismos

A continuación os detallo distintos tipos de autismos existentes, aunque realmente por su dificultad de detectar este tipo de comportamiento hay más tipos de autismos existentes.

A algunos les gustan hacer girar o retorcer a sus juguetes. Otros nunca hacen eso.
Algunos disfrutan cuando están rodeados de personas. Otros prefieren jugar solos.
Algunos les gustan cuando se les hacen cosquillas. A otros no les gustan que se les toque.
Algunos chicos son más autistas que otros.
Algunos chicos presentan signos ligeros de autismo. Otros, presenta un autismo severo.

En un primer momento, a un niño autista no se le nota su trastorno cognitivo ni su incapacidad para establecer relaciones sociales. Muchos de ellos son serios, están tristes o ensimismados. Otros, por el contrario, parecen más bien contentos, satisfechos, siempre y cuando no se les interrumpa en su actividad favorita. Mientras que los niños no autistas tienen, como es natural, frecuentes cambios de humor, casi todos los autistas si se les observa con atención, irradian además, una especie de fuerza de atracción y, al mismo tiempo, de rechazo. Como su aspecto externo no refleja el complicado mundo interno en el que están sumidos, la gente les exige cosas de ellos no pueden llevar a cabo.

En primer lugar concepto de discrimanación

En primer lugar os voy a comentar una breve explicación sobre discrimanación, aunque en general significa la acción de separar o distinguir unas cosas de otras, también, desde el punto de vista socio psicológico nos sugiere el trato inadecuado y diferente brindado a una persona o a un grupo de personas por diferentes razones, entre las que se encuentra el autismo. Discriminar a estas personascon autismo para muchas personas es tratarla como un ser inferior, ya que la discriminación es negativa, y nace en prejuicios o juicios sin fundamento, que se emiten sobre estas personas.